AMÉRICA

AMÉRICA PRESIDENTE:

GUILLERMO JORGE CAÑEDO WHITE

CALLE:

CALLE DEL TORO NO. 100

COLONIA:

EJIDO SANTA URSULA, EX HACIENDA COAPA

POBLACION:

DELEGACION COYOACAN

TELEFONOS:

01 (55) 55 99 21 00

ESTADIO:

AZTECA

Historia

 

En el año de 1916, cuando el fútbol ya era un deporte conocido en México y en varias escuelas lo practicaban dentro de sus disciplinas de esparcimiento, un grupo de jóvenes de varios colegios se agruparon con la idea de formar un club de fútbol al que llamaron América. Esta histórica reunión fue el 12 de octubre de 1916, en la casa de la Tía Calita, en la calle de Alzate 136, colonia Santa María La Ribera en México D.F.

El América nace como resultado de la fusión de dos equipos relacionados al Colegio Francés, el “Record” y el “Colon” de los hermanos maristas, estos equipos eran encabezados por Germán Núñez Cortina y Rafael Garza Gutiérrez “Record” ; además de los hermanos Florencio y Eduardo Domínguez, Carlos y Luis Brehm, Leobardo Salido, Rafael Rosales, Manuel y Pepe de la Garza; Paco y Adrián Oribe; Jorge Pereda y Fabre.

Los fundadores decidieron que el nuevo club utilizaría camisa de manga larga color crema, pantaloncillo azul marino y calcetas del mismo color.

El club fue sometido a una prueba para ingresar a la Liga Mexicana de Aficionados de fútbol Asociación en 1917. De esta forma, primero le ganó al club Germania, integrado por jóvenes de la colonia alemana, luego se impuso al segundo equipo del club España, y ante el primer equipo obtuvo un meritorio empate, por consecuencia fue aceptado.

A un año de su fundación, el club América debutó en el torneo 1917-18 perdiendo 0-1 ante el Júnior. En 1918 el club se fusionó con los colegios maristas y cambió de denominación adquiriendo el nombre de "Centro Unión" y con este nuevo nombre participó en los torneos 1918-19 y 1919-20, precisamente en el que volvió a llamarse América.

Para 1922 ya gozaba de las simpatías de cientos de seguidores. El América comenzó tempranamente a forjar su grandeza.. A partir de 1924 se coronó por cuatro temporadas consecutivas. Fue el primer equipo de fútbol en jugar en el extranjero en 1926 , y también fue base de las primeras selecciones nacionales a partir de 1923.
El América consiguió su primer titulo de Campen en la temporada 1924-25, revalido su triunfo en la 1925-26, 1926-27 y 1927-28, convirtiéndose en Tetracampeon del futbol mexicano.

Correspondió a los cremas por su tradición ser el equipo que iniciara el fútbol profesional en México el 17 de Octubre de 1943. El debut fue un exitoso 6-1 frente al equipo de la asociación deportiva Orizabeña (ADO). Esta temporada no fue especialmente buena para el América.

Fue una época en que por el América desfilaron excelentes jugadores foráneos que hicieron escuela en nuestro balompié, como el Uruguayo Roberto Scarone y los Españoles: Manolo Alonso y Luis Regueiro.

Por el color del uniforme, los jugadores del América eran llamados "canarios", parecían jugadores ricos en el aspecto individual, mientras que la estructura el club seguía siendo pobre y en la campaña 1952-53 el América estuvo al borde del descenso.

El 22 de julio de 1959, don Emilio Azcárraga Milmo adquirió la franquicia del club.

Poco antes de que el renombrado empresario comprara a los azulcrema, don Fernando Marcos asumió la dirección técnica del equipo en la competencia 1957-58, cuando en el plantel se encontraban figuras como Portugal, Lemus, Walter Ormeño, "Tigre" Gómez, Nájera, Bosco, Valdés, Buendía, Palmer, Calderón de la Barca, Soto, Pavés, "Pepin" González, Palleiro, Arrieta, Jasso, el argentino Shandleid y Enrique Huerta como portero suplente.
En 1958-59, los azulcrema ascendieron al cuarto lugar y Eduardo González Palmer se consagró como el primer campeón goleador americanista en la era profesional, con 25 goles. Ya antes en los años 20, Ernesto y Jorge Sota habían conseguido tan importante mérito, enfundados en la casaca americanista.

El 12 de noviembre de 1959, América y Guadalajara se midieron en el estadio de C.U. para prácticamente resolver la supremacía del torneo 1959-60. Ante la abarrotada cazuela del Pedregal, los tapatíos ganaron 2-1.

La competencia 1960-61 fue en extremo complicada para el bando capitalino, que sólo pudo ubicarse en el quinto sitio de la tabla con 26 puntos.

Ya para la campaña 1961-62, Don Emilio Azcárraga Milmo dispuso que el señor Guillermo Cañedo, quien venía fungiendo como Presidente de los cañeros del Zacatepec y de la Federación Mexicana de Futbol se hiciera cargo de la Presidencia del América.

Entre las primeras contrataciones significativas de Don Guillermo Cañedo están la de los brasileños Francisco Moacyr, Ney Blanco de Oliveira, Urabato Núñez y José Alves "Zague". Asimismo, designó a Ignacio Trelles como Técnico y dejó a Mario Pérez en calidad de asistente. Como resultado de las buenas acciones del señor Cañedo en la directiva americanista, los logros no tardaron en llegar. Así, la noche del 21 de abril de 1964 en el estadio Universitario de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, el equipo que ya conducía Alejandro Scopelli superó 6-5 al Monterrey en la final de Copa. Durante esa velada, Alfonso Portugal cumplió una memorable actuación al anotar 5 de los goles azulcremas; José González consiguió la otra anotación.
América estaba recuperando sus fulgores, pues la liga 1965-66 también quedó en su poder. El 19 de diciembre de 1965, el conjunto guiado por Scopelli y Pepe Moncibáez superó 2-0 al Veracruz con un gol olímpico de Jorge "Coco" Gómez y otro mas de "Chalo" Fragoso para asegurara la supremacía. El brasileño Zague contribuyó con 20 anotaciones a la cosecha de 55 tantos que hicieron al América el cuadro más goleador entre 16 clubes que entonces aglutinaba el máximo circuito. La suma de José Alves le permitió consagrarse como líder romperredes.

Aunque al año siguiente los millonetas, como también se conocía en esa época al equipo, cedieron el título al Toluca, sin duda el evento más significativo para el club fue la inauguración del majestuoso Estadio Azteca al sur de la Ciudad de México, la tarde del 29 de mayo de 1966, cuando el imponente coliseo abrió sus puertas para la celebración del encuentro entre América y el conjunto italiano Torino.
El resultado de la confrontación fue de empate a dos goles. Tocó el honor de marcar el primer tanto en el Azteca al brasileño Arlindo dos Santos.

La popularidad y competitividad del equipo crecían. La tendencia ascendente se mantuvo con la incorporación de jugadores extranjeros, varios de ellos de gran cartel.
Con la finalidad de resolver al campeón de cada temporada, después de la Copa del Mundo de 1970 se creó el sistema de liguillas posterior a las competencias regulares.

Y fue precisamente el América el primer cuadro que se erigió campeón bajo esta fórmula, derrotando en la gran final al Toluca por 2-0, la tarde del 1 de agosto de 1971 en el Estadio Azteca. Los tantos americanistas fueron concretados por el chileno Carlos Reinoso y Horacio López Salgado.

Además, en ese mismo torneo Enrique Borja anotó 20 tantos y obtuvo el primero de los tres títulos de goleo que ligó con la playera americanista En la víspera del invierno de 1973, América, dirigido por don José Antonio Roca, capturó la Copa al dar cuenta del Cruz Azul por 2-1 en el Estadio Azteca. Los chilenos Osvaldo Castro "Pata Bendita" y Roberto "Negro" Hodge fraguaron los goles del cuadro de Coapa.

Corría el verano de 1976, Cuando América volvió a la cima del fútbol mexicano al obtener el campeonato de Liga del torneo 1975-76. En la final, los Cremas se impusieron por marcador global de 4-0 a la Universidad de Guadalajara. Por si fuera poco, América derrotó 2-0 a los Tigres de la UANL en el duelo por el Campeón de Campeones, el 18 de enero de 1978, América derrotó 1-0 al monarca de Surinam, el Robin Hood, con lo que alcanzó la honra como campeón de la Concacaf.

Poco después, los azulcrema se consagraron como campeones de la Copa Interamericana doblegando 2-1 al prestigioso conjunto argentino Boca Juniors. La segunda y definitiva anotación americanista la logró con excelsitud el chileno Carlos Reinoso; una de esas jugadas que hacen época. La Interamericana de 1978 es uno de los máximos trofeos que yacen en las vitrinas americanistas

En la historia moderna del América, no ha habido un periodo de mayores satisfacciones que la década de los 80, cuando las ya denominadas Águilas se adjudicaron cinco títulos de Liga, dos de Campeón de Campeones y uno de Concacaf.

La personalidad del equipo no sólo cambió en el uniforme y en el apodo, desde entonces la combatividad futbolística del equipo es acompañada por un alegre himno compuesto por Carlos Blanco. Asimismo, Carlos Reinoso, asumió el puesto de Director Técnico. Con el chileno en el banquillo, América lució implacable en la competencia 1982-83 al totalizar 61 puntos. A todo esto hay que agregar que el argentino Norberto Outes se erigió campeón goleador con 22 anotaciones.

Sin embargo, en la liguilla el vuelo de las Águilas hacia el campeonato fue frenado por su más odiado rival, Guadalajara. Tras sacar ventaja en el Estadio Jalisco de 2-1, América perdió 3-0 en el Azteca en el juego de vuelta. Quizá, este ha sido el mejor América que se ha quedado corto en su afán por ser campeón.

La oportunidad del desquite se presentó un año mas tarde, cuando las Águilas, después de un empate a dos en la final de ida en el Jalisco, aprovecharon en la vuelta el yerro en el cobro de un penal por parte de Eduardo Cisneros, para aniquilar el ánimo de las Chivas y terminar imponiéndose a estas por marcador de 3-1 con goles de Bacas, Tena y Aguirre.

Para la competencia 1984-85, se hizo necesaria la celebración de tres encuentros de final entre los Pumas y las Águilas. El primero arrojó un empate a uno en el Azteca. Cuatro días después, en C.U., el partido concluyó sin goles. La igualdad en el global llevó a disputar un tercero y definitivo en el estadio Corregidora de Querétaro, la noche del martes 28 de mayo de 1985.

Dos anotaciones del "Ruso" Brailovsky pusieron al América en camino de la gloria. El triunfo correspondió a los azulcrema 3-1; la otra diana de las Águilas la apuntó Carlos Hermosillo, en tanto que el "Tuca" Ferreti asentó la de la honrilla universitaria.

El tricampeonato se consumó en octubre del mismo año, cuando las Águilas encararon al Tampico Madero en la final del Prode 85, uno de los dos torneos cortos previos al mundial de México 86. Luego de una batalla de ida en la que el bando tamaulipeco obtuvo una cómoda ventaja de 4-1, el América hizo la hombrada y en el juego de vuelta los venció 4-0, en uno de los más grandes regresos en la historia del América y del fútbol mexicano.

Corría el verano de 1987 cuando América asumió por segunda vez en su devenir la cima de la Concacaf al dar cuenta 2-1 del club costarricense Saprissa.

En la segunda temporada posterior a la Copa del Mundo, América resurgió y se quedó con la Liga superando 4-2 en el global de la final a los Pumas.

Adicional a este laurel, hay que acreditar al América el triunfo sobre el Puebla 2-0 por el Campeón de Campeones
.
El clásico capitalino entre América y Cruz Azul sirvió para definir al vencedor de la contienda 1988-89. Gracias a una ventaja de 3-2 en la batalla final de ida, las Águilas prevalecieron en la vuelta, pese a terminar esta con empate a dos.

Igual que el año anterior, el conjunto de Coapa se postuló Campeón de Campeones luego de vencer al Toluca, dueño de la Copa. Eso ocurrió el 20 de julio de 1989, jornada en la que las Águilas vencieron a los diablos por 2-1, con goles de Seixas y Hermosillo. Por el Toluca, Roberto Masciarelli anotó el del descuento Un periodo difícil ha atravesado el América en los 90, pues no obtuvo en esa década ningún título de Liga. Lo más cerca fue su partido final contra los Pumas en la campaña 1990-91.
Los noventas fue la época más mala que haya tenido el club América, ya que solamente se obtuvieron los 2 títulos de la Concacaf en 1991 y 1993; así como la Copa Interamericana en 1991, jugando contra el Olimpia de Paraguay en el Estadio Azteca, recordada por una batalla campal, donde se pegaron con todo.

El América recobro su camino de éxitos en el 2000, cuando jugó la Copa Libertadores y con una actuación destacada llegó hasta la fase de semifinales. Además, en el torneo de Verano de la liga nacional, clasificó a la liguilla.
La gran fecha llegó, fue en el Verano 2002, bajo la dirección técnica de Manuel Lapuente, que las Águilas llegaron a la final, en la que remontaron un marcador adverso de 0-2 en el juego de ida contra el Necaxa para imponerse, en tiempo extra y con gol de oro de Hugo Castillo, por marcador global de 3–2. Así terminaron casi 13 años en que los aficionados águilas no veían al equipo de sus amores como campeones del futbol mexicano.

 

 

 

Clausura 2005: América se corona de nuevo

 

 

 

El América a base de entrega y corazón logró su décimo título de liga (en la época profesional) y el 14 en su historia, al golear 6-3 (7-4 global) a los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, en duelo celebrado en el Estadio Azteca, correspondiente a la vuelta de la gran final en la Liguilla del Torneo Clausura 2005.

 

Los tantos azulcremas fueron obra de Aarón Padilla (2’ y 38’), Claudio López (5’ y 90’), Cuauhtémoc Blanco (63’) y Jesús Mendoza (68’). Por Tecos anotaron Eduardo Lillingston (22’), Carlos María Morales (60’) y Flavio Davino (87’).

 

El duelo fue el marco perfecto para el Aniversario número 39 del Estadio Azteca que lució un lleno pletórico.

 

Tecos llegó a la final, después de haber culminado en el cuarto lugar de la tabla general con 29 puntos, eliminó a Necaxa en cuartos de final con global de 4-1 y a Morelia en semifinales con un agregado de 2-1.

 

América finalizó en el tercer lugar de la tabla general al finalizar el campeonato con 30 unidades, en cuartos de final dejó fuera a Santos al empatar 3-3 en el marcador global y en semifinales no tuvo problemas para eliminar al Cruz Azul con un global de 6-2.

 

Las Águilas del América dieron el primer paso rumbo al título al sacar el empate de 1-1 ante los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, en el duelo del pasado jueves celebrado en el Estadio 3 de Marzo.

 

Los goles en la ida fueron del argentino Diego Colotto (60’), por Tecos y de Cuauhtémoc Blanco, de penal (al 88’).

 

El partido de vuelta arrancó bajo una verdadera fiesta azulcrema, que sumado a la intensidad, pasión y entrega (algo digno de una final) fue el marco perfecto para el cumpleaños 39 del Estadio Azteca. En lo futbolístico, apenas a los dos minutos de acción Aarón Padilla puso al frente al club y cambió por completo el ánimo del cuadro visitante.

 

Tres minutos después, el argentino Claudio López recibió un trazo largo de Germán Villa y ante la falla de Andony Hernández, el ‘Piojo’ simplemente empujó el esférico (al filo del área chica), dejando el 2-0 a favor de las Águilas. Tecos tuvo una ligera reacción y silenció por un momento el Coloso de Santa Úrsula, al acortar distancias al minuto 22, cuando Eduardo Lillingston (tras un servicio largo de Juan Pablo Rodríguez) se anticipó a la marca de Ricardo Rojas y a la altura del manchón penal conectó un sólido frentazo que se incrustó en la base del poste izquierdo de Guillermo Ochoa.

 

Cerca del final de la primera parte (minuto 38), Aarón Padilla culminó una gran jugada a velocidad por el sector izquierdo (encabezado por José Antonio Castro) y dentro del área chica puso el 3-1, con el que se fueron al descanso.

 

 

 

En la parte complementaria sólo un milagro podía cambiar el destino de Tecos, sin embargo al minuto 60, Carlos María Morales aprovechó una falla de la zaga azulcrema, primero Salina ‘rebanó’ el esférico y después Ochoa no pudo despejar correctamente con el puño y dejo el balón muerto para Morales simplemente marque el segundo para los Tecos, poniendo el 3-2 que daba vida a los tapatíos.

 

Tres minutos más tarde, Cuauhtémoc Blanco (luego de un tiro libre cobrado por Pardo), remató con la cabeza, a la altura del manchón penal, y coloca el esférico en la base del poste derecho del guardameta Corona.

 

Al minuto 68, Jesús Mendoza (tras un tiro de esquina por el costado derecho, servido por Pardo) se anticipó a la defensa tapatía y al filo del área chica conectó con la cabeza para clavar el quinto para las Águilas.

 

Todavía a tres minutos del final, Flavio Davino marcó un golazo al sacar un disparo ‘bombeado’ desde fuera del área y tomar adelantado al arquero Guillermo Ochoa, dejando lo que parecía un marcador más decoroso; sin embargo en el último minuto de acción, Claudio López puso la puntilla final al aprovechar un despeje de Ochoa y con gran técnica y decisión fusilar al portero Corona para dejar el 6-3 final (7-4 global) con el que se coronaron las Águilas.

 

 

Campeonato

Año

Liga (Epoca no profesional)

1924-25, 1925-26, 1926-27, 1927-28

Liga (Epoca profesional)

1965-66, 1970-71, 1975-76, 1983-84, 1984-85, Prode 85, 1987-88, 1988-89, Verano 2002, Clausura 2005

Copa

1938, 1953-54, 1954-55, 1963-64, 1964-65, 1973-74

Campeón de Campeones

1954-55, 1975-76, 1987-88, 1988-89. 2005

Copa Interamericana

1978, 1991

Copa Gigantes Concacaf

2001

Campeon Concacaf

1978, 1988, 1991, 1993

Tercer lugar Copa Libertadores

2000, 2002

 

Himno del América

América, América
Estoy contigo oye mi corazón
América, América
No te detengas tú serás el campeón.


Hoy mira el águila que llega
Majestuosa y audaz
Oye su canto es el canto
Del que viene a triunfar.


Cuando las águilas atacan
Con coraje y con fe
Tiembla el estadio casi estalla
Cuando llegan al gol.


América, América
Estoy contigo oye mi corazón
América, América
No te detengas tú serás el campeón.


Águilas vamos sigan adelante
Al ataque final
Con mucha garra y con entrega
Nadie nos detendrá.


Hoy es día grande en la cancha
Once estrellas verás,
Son once águilas valientes
De amarillo y azul.


América, América
Estoy contigo oye mi corazón
América, América
No te detengas ¡tú serás el campeón!.

 

REGRESAR PAGINA PRINCIPAL