Pagina nueva 1

UNIVERSIDAD NACIONAL

PRESIDENTE:

SR. AARON PADILLA GUTIERREZ

CALLE:

TOTONACAS N0.560, ENTRE AV. IMAN Y REY PAPATZIN

COLONIA:

AJUSCO

POBLACION:

DELEGACION COYOACAN

TELEFONOS:

01 (55) Conmutador 55 28 98 00

ESTADIO:

OLIMPICO UNIVERSITARIO

 

Historia
 

 

En 1937, durante el rectorado de Luis Chico Goerne, se hizo el primer intento para que un conjunto representativo de la Universidad Nacional Autónoma de México ingresara a la Liga Mayor de Futbol del Distrito Federal. Sin embargo, esa solicitud fue rechazada en favor del equipo Marte, quien así se unió a España, Asturias, América, Necaxa y Atlante.

En 1940, el rector Gustavo Baz Prada encomendó al costarricense Rodolfo Muñoz "Butch", quien todavía era jugador en activo del Club España, la preparación del equipo de la UNAM. Con jugadores surgidos de las distintas escuelas y facultades de la Institución, la escuadra universitaria fue una animadora constante de los torneos nacionales estudiantiles. "Butch" se mantendría en su puesto durante 13 años, los cuales fueron un preludio exitoso con vistas a la aceptación en el profesionalismo.

En agosto de 1954, Universidad fue aceptado en el profesionalismo. El ingreso a la Segunda División se obtuvo gracias a las gestiones del Rector Nabor Carrillo y del Ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez, Sr. Éste último, quien fungió como verdadero mecenas del equipo, fue nombrado presidente en reconocimiento al apoyo que brindó hacia los jugadores en todo momento. El 12 de septiembre de 1954, en Monterrey, los universitarios jugaron su primer partido en la división de ascenso. Sin embargo, el camino fue arduo y después de tres años difíciles, el equipo solicitó un permiso para ausentarse de la competencia durante un año, a fin de pasar por un proceso de reestructuración.

A partir de la temporada 1958-59, con la dirección técnica de Héctor Ortiz y con el apoyo del Patronato de la UNAM, se colocaron las bases para la obtención del ascenso, el cual sería conseguido en 1962.

Después de 8 años en la Segunda División, llegó el ansiado título que además significó el ascenso a la Primera División. La corona fue conseguida el 9 de enero de 1962, en la Ciudad Universitaria, con un triunfo sobre el Cataluña de Torreón por 5 goles a 1. Los anotadores universitarios fueron Lorenzo García (2), Carlos Calderón de la Barca (2) y Manolo Rodríguez. Tras la conclusión del juego, la fiesta se desató y la multitud invadió la cancha, para poder cargar en hombros a sus héroes. El primer paso hacia la consolidación de un gran equipo estaba dado. Al día siguiente, los jugadores fueron recibidos y felicitados por el rector, Ignacio Chávez Sánchez, en sus oficinas del sexto piso de la Torre de Rectoría.

Universidad fue el equipo más goleador del torneo, con 78 anotaciones. Como dato curioso, Lorenzo García y Carlos Calderón de la Barca compartieron el campeonato de goleo individual con 21 tantos. El entrenador fue Octavio Vial, a quien apodaban "La Pulga" por su tamaño menudo, quien sustituyó a Héctor Ortiz a partir del torneo 1960-1961. Vial ocupa un sitio de honor no sólo en la historia de la U.N.A.M., sino en la del futbol mexicano en general.

El domingo 1 de julio de 1962 se produjo el debut en la Primera División, contra el América, en el Estadio de Ciudad Universitaria. La patada inaugural estuvo a cargo del entonces Presidente del Patronato Universitario: Lic. Carlos Novoa. En dicho partido, los universitarios cayeron 2 goles a 0.

Para su primer juego en la máxima división, los universitarios no se concentraron. Algunos incluso trabajaron hasta la tarde anterior. Los muchachos sufrían desde semanas atrás una mezcla de emoción y gran entusiasmo, pues tendrían que abrir su participación en la primera enfrentándose al América. Hacía calor en la atmósfera, en la tribuna y en la cancha. Ese día comenzó a nacer una intensa rivalidad entre los dos conjuntos.

En el transcurso de la temporada 1962-1963 llegó a México el italo-argentino Renato Cesarini, quien en poco tiempo cambió prácticamente las estructuras del club. Don Renato enfatizó la importancia de la preparación física con la imposición del entrenamiento diario y la construcción de instalaciones destinadas exclusivamente a la práctica del balompié. Cesarini recalcó que las Fuerzas Básicas eran el único futuro posible para la Universidad si quería permanecer en la Primera División e integró a las prácticas del equipo principal a los conjuntos juveniles reservas.

En la temporada 1963-1964, el argentino Alberto Etcheverry consiguió el título de goleo individual al marcar 20 goles.

En 1964-1965, Enrique Borja debutó con los Pumas. Cesarini abandonó a los universitarios en 1965-66 y quedó al frente su adjunto, Ángel Papadópulos.

Con la mexicanización del conjunto por siete años, a partir de 1965, varios jugadores tuvieron la oportunidad de consolidarse con los auriazules, tales como Elías Muñoz, Luis Regueiro, Mario Velarde y Aarón "El Gansito" Padilla, todos ellos seleccionados nacionales. Asimismo, el guardameta Francisco Castrejón y los defensas centrales Miguel Mejía Barón y Héctor Sanabria fueron la base de una defensiva legendaria, a la cual más tarde se integrarían los laterales Genaro Bermúdez y Arturo Vázquez Ayala.

En la temporada 1967-68, el club consiguió su posición más alta hasta entonces al finalizar en segundo lugar, sólo cuatro puntos abajo del campeón Toluca. El peruano Walter Ormeño, auxiliado por el primer preparador físico del futbol mexicano, el profesor Víctor Manuel Acevedo, estuvieron al frente de ese competitivo equipo, el cual no pudo actuar en el Estadio de la Ciudad Universitaria durante el torneo ya que el escenario se encontraba en preparación para los Juegos Olímpicos de 1968. En el juego decisivo, los Pumas cayeron ante el Toluca por 3-0 ante un lleno en el Estadio Azteca.

 

Tras un periodo de dos años en el que Alfonso "El Pescado" Portugal estuvo al frente de los universitarios, el español Ángel Zubieta se hizo cargo y de nuevo se abrieron las puertas a los extranjeros. En 1972 llegaron al equipo el serbio Velibor "Bora" Milutinovic y, con Miguel Mejía Barón, Héctor Sanabria, Arturo Vázquez Ayala, José Luis "Pareja" López, Leonardo Cuéllar, y luego Cabinho, que llegó en julio de 1974, el equipo comenzaba a adquirir su personalidad especial que se consolidaría en la segunda mitad de la década.


El 19 de julio de 1974 llegó a México una de las más grandes figuras del futbol nacional de todos los tiempos: Evanivaldo Castro Silva "Cabinho", quien llegó a México para ser campeón de goleo siete años consecutivos, los primeros cuatro con Pumas.

Cabinho declaraba: "Desde los cuatro años de edad, fui un católico ferviente. Por eso, desde que empecé a jugar futbol, le pedí a Dios que no me lastimara y que me permitiera ocupar un lugar importante en el deporte. Me alimentaba bien, era extremadamente celoso de mi profesión, entrenaba apasionadamente. Pero, sobre todo, gozaba pegándole a la pelota. En aquella época había una gran camaradería. Todos estábamos identificados con la causa universitaria y jugábamos para el equipo dentro y fuera de la cancha."

El rector Guillermo Soberón Acevedo encargó a un grupo de distinguidos egresados el manejo administrativo de los Pumas a fin de aliviar la carga que para el presupuesto universitario podía significar un equipo profesional de futbol. El 11 de julio de 1975, se formó la Asociación Civil Club Universidad Nacional. El Ingeniero Bernardo Quintana Arrioja fue el primer presidente de la Asociación mientras que el Ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez, Jr., siguiendo los pasos de su padre, quedó al frente del conjunto en la parte deportiva.

El 3 de julio de 1977 el equipo se coronó Campeón de Liga al vencer por 1-0 a la Universidad de Guadalajara. El juego de ida terminó empatado a cero en el Estadio Jalisco. El húngaro Jorge Marik fue el entrenador del equipo de la UNAM. Previamente, los Pumas habían alcanzado el liderato general del torneo por primera ocasión.

Al año siguiente, Bora Milutinovic debutó como director técnico, con lo que se inició la tradición de los ex jugadores Pumas que llegan a ser Directores Técnicos del conjunto.

Bora adquirió celebridad internacional al ser el primer entrenador que dirige en cuatro Mundiales consecutivos a selecciones diferentes: México en 1986, Costa Rica en 1990, Estados Unidos en 1994 y Nigeria en 1998.

En la temporada 1977-78, los Pumas fueron subcampeones a pesar de no contar con cinco elementos que se encontraban preparándose con vistas al Mundial de Argentina en 1978: Arturo Vázquez Ayala, Enrique López Zarza, Leonardo Cuéllar, Hugo Sánchez y el peruano Juan José Muñante. En la Final, los auriazules cayeron ante los Tigres de la Universidad de Nuevo León por un marcador global de 3-1. A pesar de ello, Cabinho ganó la corona individual de goleo por tercer año consecutivo al marcar en 33 ocasiones.

En la temporada 1978-79, dos Pumas, Cabinho y Hugo Sánchez, compartieron el primer lugar en la tabla de goleadores con 26 anotaciones, hecho inédito en la historia del balompié nacional. Al concluir el torneo, Cabinho partió al Atlante. Asimismo, los felinos jugaron su tercera final seguida. En esa ocasión, cayeron ante el Cruz Azul por un marcador global de 2-0. Como hecho sobresaliente, los universitarios empataron una marca nacional al marcar en 28 partidos seguidos al menos una vez.

 

Y siguieron los campeonatos. En la temporada 1980-81, los Pumas consiguieron su segundo campeonato de liga en la Primera División al derrotar al Cruz Azul por un marcador global de 4 a 2 (0-1 en el Estadio Azteca y 4-1 en Ciudad Universitaria con goles de Hugo Sánchez, Ricardo Tuca Ferretti, Manuel Manzo y Enrique López Zarza). Al concluir el torneo, Hugo Sánchez se marchó al Atlético de Madrid, con el que comenzó a forjar su leyenda.

 

En el transcurso de la campaña, el equipo obtuvo el título de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (CONCACAF, en la actualidad simplemente denominada Confederación de Futbol) frente a la Universidad de Honduras y, posteriormente, la Copa Interamericana, tras superar al cuadro uruguayo del Nacional de Montevideo en tres cerrados partidos.

El Campeonato Interamericano, el cual es considerado por los aficionados como el título más importante ganado por el equipo de la UNAM, se disputó en tres episodios: en el primero, los Pumas ganaron en Ciudad Universitaria al Nacional por 3 goles a 1. En el juego de vuelta en el Estadio Centenario de Montevideo, los charrúas se impusieron por el mismo marcador de 3-1. En el encuentro definitivo, que se verificó en el Memorial Coliseum de Los Ángeles, los universitarios vencieron por 2-1. El héroe de la noche fue Gustavo Vargas, que marcó el gol del triunfo.

En la temporada 1981-82, Ricardo Ferretti fue subcampeón de goleo, al igual que en 1983-84. En la historia universitaria, sólo Cabinho ha marcado más goles que "el Tuca". En el transcurso de 1982, los Pumas volvieron a conquistar el título de la CONCACAF, ahora frente al Robin Hood de Surinam.

Los ochentas fueron una época de internacionalización, al conseguirse varios juegos amistosos contra equipos italianos y españoles. Los duelos más célebres tuvieron lugar en 1985, contra el Nápoles de Diego Armando Maradona. Tras un empate a dos en Los Ángeles, los Pumas se impusieron 2-1 en San José, California. Las fuerzas básicas se consolidaron entre las mejores en México ya que aumentaron los jóvenes talentos con reconocida capacidad para jugar en la Primera División. Después de que Milutinovic se hizo cargo de la Selección Mexicana rumbo a la Copa del Mundo de 1986, Mario Velarde asumió el mando a partir de la temporada 1983-84. En la siguiente campaña, los felinos llegaron a la final, en la que cayeron ante el América por 3-1, en el Estadio Corregidora de Querétaro, después de dos empates en la Ciudad de México

En el Mundial de 1986, la base del equipo nacional estaba conformada por los Pumas: Félix Cruz Barbosa, Rafael Amador, Raúl Servín, Miguel España, Manuel Negrete y Luis Flores.

Tras el Mundial de 1986, Mario Velarde fue nombrado a la cabeza de la Selección Nacional. En 1987-88 se hizo cargo de la Dirección Técnica de los Pumas Héctor Sanabria, quien hasta la fecha ostenta el récord de más partidos jugados con los auriazules. Tras su paso por España y Portugal, regresaron al conjunto Luis Flores y Manuel Negrete, quienes condujeron a los universitarios al subcampeonato de liga. En la final, América los venció por segunda ocasión en cuatro años. Ese año, los Pumas consiguieron la mayor cantidad de anotaciones en una temporada, con 82 goles. Luis Flores fue el campeón goleador con 24 tantos.

En 1989, los Pumas quedaron campeones de la CONCACAF por tercera vez, al derrotar al conjunto cubano de Pinar del Río por 3-1. En esa temporada, Héctor "El Capi" Sanabria dejó el timón del equipo en manos de Miguel Mejía Barón. Jorge Campos recibió la oportunidad de actuar como delantero y fue el máximo anotador de los felinos en la Liga al marcar 14 goles.

En la temporada 1989-90 los Pumas fueron subcampeones interamericanos al perder en Medellín, Colombia, y en la Ciudad Universitaria con el Atlético Nacional de Medellín por 2-0 y 4-1, respectivamente.

A pesar del trago amargo que significó una eliminación en las semifinales del torneo 1989-90, los pupilos de Miguel Mejía Barón -Director Técnico de la UNAM desde la temporada 1988-89- ya mostraban un enorme potencial, que se confirmó al conseguir el título al año siguiente. Como dato curioso, Jorge Campos fue el máximo realizador universitario al anotar 14 goles.

Después de superar a Morelia y al Puebla en la Liguilla por el título, el cuadro de la UNAM se midió al América en la Final, por tercera ocasión en siete años. Después de caer en el juego de ida en el Estadio Azteca por 3-2 (goles de Luis García y David Patiño), los Pumas ganaron en C.U. por 1-0, con un gol de Ricardo "Tuca" Ferretti. Aunque el marcador estaba empatado a tres, los dos goles como visitantes sirvieron como criterio de desempate para que los Pumas consiguieran la tercera corona de Liga.

Durante cinco años, a partir de la temporada 1991-92, Ricardo Ferretti dirigió a los universitarios. En ese lapso, los Pumas alcanzaron dos repescas y llegaron a los cuartos de final en dos Liguillas. En ese lapso, algunos jugadores surgidos de las Fuerzas Básicas como Luis García, Jorge Campos, Claudio Suárez y Alberto García Aspe, entre otros, obtuvieron un amplio reconocimiento a nivel internacional.

Tras darle el título a los Pumas en 1990-1991,"el Tuca" se hizo cargo de la dirección técnica de los universitarios.

Luis García, "El niño artillero" Bicampeón de goleo individual en 90-91 y 91-92 con 26 y 24 goles, respectivamente. Más tarde, jugaría en España.

Jorge Campos, nominado tercer mejor portero del mundo por la Federación de Historia y Estadísticas de Futbol, detrás de Peter Schmeichel y Sergio Goycoechea.

Desde 1996-1997, cuando las temporadas se dividieron en dos torneos cortos (Invierno y Verano), los Pumas de la UNAM han pasado por periodos difíciles. Hasta el término del año 2000, contado con nueve entrenadores: Pablo Luna, Luis Flores, Enrique López Zarza, Roberto Saporiti, Rafael Amador, Hugo Sánchez, la dupla Javier Garay-Raúl Servín y Miguel Mejía Barón, quien fue nombrado el 27 de noviembre del 2000, tras el término del Torneo de Invierno 2000. Además, el paro estudiantil que paralizó a la UNAM durante casi 10 meses, a partir de abril de 1999, provocó que el equipo no pudiera utilizar el Estadio Olímpico Universitario por casi un año.

En ese lapso, los máximos logros de los Pumas fueron dos semifinales en los torneos de Invierno 98, bajo las órdenes del argentino Roberto Saporiti, y de Verano 2000, con Hugo Sánchez en el banquillo. Asimismo, en el Torneo de Invierno 99 el delantero Jesús Olalde consiguió el campeonato de goleo individual con 15 tantos. De esta forma, los Pumas se confirmaron como el cuadro con más campeones de goleo, en la era profesional del futbol mexicano, con 10 (Cabinho -cuatro ocasiones-, Luis García -dos veces-, Alberto Etcheverry, Hugo Sánchez, Luis Flores y Jesús Olalde).

En el transcurso de la temporada 1997-98, falleció en la Ciudad de México el Ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez, Jr., presidente de los Pumas. Por otro lado, el Ingeniero Gilberto Borja Navarrete dejó la presidencia de la Asociación Civil y el Dr. Guillermo Soberón Acevedo, ex Rector de la UNAM, tomó posesión. El Ingeniero Javier Jiménez Espriú se hizo cargo de la Vicepresidencia Ejecutiva. Sin embargo, la estructura del Club tendría nuevas modificaciones en el transcurso del año 2001.

Un inicio tambaleante en el Torneo de Invierno 2001 provocó la renuncia del doctor Mejía Barón y las del doctor Guillermo Soberon y del Ingeniero Jiménez Espriu. Atendiendo a los Estatutos del Club, el Rector Juan Ramón de la Fuente propuso ocupar la Presidencia a uno de los miembros del Consejo Directivo, Luis Regueiro, quien fue elegido Presidente. Tras un breve interinato encabezado por Hugo Fernández y Rafael Amador, Hugo Sánchez regresó a la dirección técnica el 19 de septiembre de 2001, después de haberse evaluado su candidatura junto con las de Luis Flores y Cesar Luis Menotti, entre otros.

Si bien ese Torneo de Invierno 2001, era un campeonato sin futuro para Pumas, la mano de Hugo se notó a partir de la siguiente campaña.

Una modificación de la estructura del Club dio lugar a un nuevo patronato, encabezado por Arturo Elías Ayub, con el apoyo de Carlos Slim, Alfredo Harp, Joaquín López Doriga y Germán Dehesa. Asimismo, se creó la Junta Directiva y el Consejo Técnico Deportivo, el cual, por formalismo ante la Federación Mexicana de Futbol, pasó a ser Presidente Luis Regueiro, como responsable de las actividades deportivas. Con este apoyo, el año 2002 fue pródigo en emociones y logros: a dos terceros lugares siguieron clasificaciones tanto en el Torneo de Verano 2002 como en el de Apertura 2002. a ello se sumó el histórico logro de clasificar por primera vez a la Copa Libertadores de América.

Un complicado Torneo de Clausura 2003, en el cual la fatiga representó participar en la Libertadores se agregó un torneo irregular en México, concluyó con la eliminación en la fase regular. En el transcurso de la temporada se dio el relevo de Luis Regueiro por Aarón Padilla Gutiérrez.

La escuadra de la U.N.A.M. volvió a ocupar una de las posiciones de vanguardia dentro del Torneo de Apertura 2003. Aunque empatados en la primera posición general con los Tigres al cosechar 38 puntos, los Pumas tuvieron que conformarse con el subliderato de la campaña debido a una peor diferencia de goles que las de los regiomontanos. Sin embargo, en los cuartos de final, Toluca eliminó a los Universitarios después de imponer su experiencia dentro de esta etapa al ganar por 2-0 en Ciudad Universitaria tras un empate a dos tantos en el Estadio Nemesio Diez.

El Torneo de Clausura 2004, registró la llegada al conjunto auriazul del atacante Argentino Bruno Marioni, quien tuvo una adaptación inmediata al futbol mexicano y contribuyó al
buen paso de los felinos en su búsqueda por alcanzar los lugares más altos en la tabla de posiciones.

Los Universitarios a la conclusión de la Temporada regular, terminaron en la segunda posición, solo un punto atrás de los Jaguares de Chiapas que tuvieron 42 puntos; ademas Bruno Marioni se convirtió en Campeon goleador con 16 tantos, empatado con Andres Silvera de Tigres y es el séptimo jugador Puma en conseguir el galardón para un romperredes.

Los Pumas eliminaron en Cuartos de Final al Atlas y calificaron a Semifinales donde enfrentaron y vencieron a Cruz Azul; alcanzaron luego de 13 años de ausencia en una, la Final; Guadalajara sería el rival.

El primer partido de la Final, se llevó a cabo ante mas de 65 mil aficionados que se dieron cita en el inmueble de calzada Independencia, en Guadalajara para apoyar a su equipo en busca del título.

El marcador terminó empatado a un gol; la anotación de los Pumas fue conseguida por José Luis López al minuto 76, mientras que el empate fue conseguido por Ramón Morales al 86 de cobro penal.

El segundo y decisivo encuentro se efectuó el 13 de junio de 2004, en el Estadio Olímpico Universitario, mismo que contó con un espectacular entrada de aficionados que pedían la coronación Puma.

Durante los noventa minutos de partido no hubo gol, por lo que se procedió al alargue; la anotación, no cayó tampoco en los tiempos extras; los mas de 70 mil espectadores que abarrotaron el Estadio Olímpico Universitario, esperaban expectantes la caída de la anotación de su equipo, y en ningún momento dejaron de alentar con porras y cantos a sus equipos.

Luego de que en los 30 minutos de Tiempos extras no se marcó el gol; y como lo estipula el Reglamento de Competencia, los tiros desde el punto penal llegaron.

El cuadro de Pumas cobró primero.

Universidad.- Jaime Lozano, anotó el gol

Guadalajara.- Adolfo Bautista, anotó

Universidad.- Joaquín del Olmo, anotó

Guadalajara.- Manuel Sol, anotó

Universidad.- Joaquín Beltrán, anotó

Guadalajara.- Francisco Palencia, anotó

Universidad.- Francisco Fonseca, anotó

Guadalajara.- Omar Bravo, anotó

Universidad.- Ailton Da Silva, anotó

Guadalajara.- Rafael Medina, Falló

Al fallar Guadalajara, la Universidad Nacional Autónoma de México, se convierte en Campeón del Clausura Comex 2004.

Luego de 13 años en que la escuadra universitaria no llegaba a una fase final, los Pumas volvieron a levantar el Trofeo y para Hugo Sánchez Márquez, fue su primer título de Campeón como entrenador.

 

 


El año 2004 fue completamente universitario. Los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México consiguieron su quinta corona y su primer bicampeonato en la historia al derrotar 1-0 a los Rayados de Monterrey en el Estadio Tecnológico en el partido de vuelta de la final del Torneo Apertura 2004 de Primera División.

El marcador global fue 3-1 ya que los felinos habían ganado 2-1 en su casa con goles de Joaquín Beltrán y David Toledo.

 

Francisco Fonseca anotó el único gol del partido al minuto 47.

Pumas jugó su partido, llegó con la ventaja, conseguida a sangre y fuego en la ida, y no sólo supo mantenerla sino que la aumentó.

Pumas es el primer bicampeón en torneos cortos, y es la primera ocasión que Pumas se coronó fuera del Distrito Federal, tres de sus coronas anteriores fueron en Ciudad Universitaria, la otra fue en el Estadio Azteca.

 

 

Campeonatos

Campeonato

Año

Campeón de Liga

1976-77, 1980-81, 1990-91 y Clausura 2004, Apertura 2005

Campeón de Concacaf

1981, 1982 y 1989

Campeón de la Copa Interamericana

1981

Subcampeón de Copa Interamericana

1990

Participación en la Copa Libertadores

2003

Campeon de Campeones

2004-05
 
Himno
 

 

¡Oh Universidad!
Escucha con qué ardor
Entonan hoy tus hijos
Este himno en tu honor


Al darte la victoria
Honramos tus laureles
Conservando tu historia
Que es toda tradición


Unidos venceremos
Y el triunfo alcanzaremos
Luchando con tesón
Por tí Universidad


Universitarios,
Icemos siempre airosos
El pendón victorioso
De la Universidad


Por su azul y oro
Lucharemos sin cesar
Cubriendo así de gloria
Su nombre inmortal


¡¡México, Pumas, Universidad

REGRESAR PAGINA PRINCIPAL